Flores por colores

Las margaritas son unas flores muy alegres, coloridas, ideales para crear bonitos ramos para enviar a domicilio.

En todos los ramos de flores que se envían, prácticamente, vas a encontrar margaritas, ya que es una flor accesoria, de diferentes colores que además, tiene un precio asequible, por lo que podrás crear un bonito ramo de margaritas sin gastarte demasiado.

De entre todas las flores, quizá es de las que más pasa desapercibida, pero en realidad, es una flor bella y muy resultona, tenla en cuanta cuando vayas a elegir tu ramo, tienes dos ingredientes : son muy bonitas y también pueden considerarse como flores baratas.

Más flores para enviar:

Las conocidas margaritas

Las margaritas, una flor bella, sencilla y con muy pocos cuidados se convierte en una flores más populares y abundantes en parques, jardines, terrazas y patios.

Además de ser conocidas por su belleza, se usa en múltiples remedios medicinales: antitusiva, cicactrizante, en oftalmología, digestiva,... usándose su flores y tallos para eleborar tisanas que contienen margaritas.

Relacionada con la primavera y el verano, florece durante esa época en el espacio natural, no soporta bien el frío intenso, pero en invernaderos podemos tenerla todo el año.

En cuanto a decoración en el arte floral, la margarita es una flor accesoria muy común en la mayoría de ramos y centros de flores, ya que es una flor alegre, agradecidady que podemos encontrar en varios colores.

Sin embargo, la margarita en sí, es una flor que da un aire campestre, por lo que se crean bonitos ramos, más informales cuando vamos a regalar flores para un nacimiento, por ejemplo, en una despedida, en un cumpleaños,...

Por último, como no vamos a mencionar la famosa pregunta que ha desnudado a miles de margaritas durante años: me quiere, no me quiere... Supongo que todos lo habremos hecho alguna vez, deshojar una margarita con la esperanza de que el último pétalo nos dé una respuesta afirmativa.

Se cree que esta costumbre tiene un origen medieval, relacionada con las bellas damas de corte que cogiendo margaritas al azar contaban los años que restaban para que las desposaran. Supongo que como ya no tenemos tanto campo alrededor ni las margaritas abundan como antes, hoy en día, nos conformamos con deshojar una sola.